ACTUALIDAD

Spartak Stadium

 

Construir consenso para un desarrollo
justo y sostenible

 

Entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, los principales jefes de Estado y Gobierno del mundo se dieron cita en una Buenos Aires deslumbrante para participar de la Cumbre de Líderes del G20. El encuentro coronó el año de trabajo de la presidencia argentina con discusiones al más alto nivel sobre temas fundamentales de la agenda internacional. Emmanuel Macron, Theresa May, Angela Merkel, Vladimir Putin, Justin Trudeau, Donald Trump y Xi Jinping, junto al anfitrión Mauricio Macri, fueron algunos de los protagonistas de este evento que por primera vez se realizó en Sudamérica.

El G20, o Grupo de los 20, es el principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política: aborda los grandes desafíos globales y busca generar políticas públicas que los resuelvan. Está compuesto por la Unión Europea y 19 países: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía.

 

Un poco de historia
El G20 comenzó como un foro de Ministros de Finanzas y Presidentes de Bancos Centrales. Fue creado el 25 de septiembre de 1999 en una reunión de ministros de Finanzas del G7, que vieron la necesidad de contar con un grupo más inclusivo, que genere un mayor impacto. En 2008, durante la crisis financiera internacional, el mundo vio la necesidad de generar nuevos consensos entre los funcionarios de más alto rango. A partir de entonces, las cumbres del G20 comenzaron a incluir también reuniones a nivel de jefes de Estado y de Gobierno, y la agenda temática se amplió.

 

Impacto global
En conjunto, los miembros del G20 representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional. Además, los debates del G20 se ven enriquecidos por la participación de las organizaciones internacionales socias, los países invitados y los grupos de afinidad, que representan a distintos sectores de la sociedad civil.
La agenda del G20 es anual e incluye más de 50 reuniones, potenciadas por mesas de trabajo y discusiones entre miembros permanentes e invitados. El ciclo concluye con la Cumbre de Líderes, donde se firma una declaración final por la que los líderes se comprometen a abordar y colaborar en los temas tratados. Por ejemplo: En la Cumbre de Hamburgo, en 2017, los líderes acordaron limitar el proteccionismo, comprometerse con un sistema de comercio internacional regulado y favorecer políticas que repartan los beneficios de la globalización. En la Cumbre de Hangzhou, en 2016, los líderes acordaron expandir el rol del G20 para establecer una mayor cooperación global en la lucha contra la evasión de impuestos y promover la colaboración internacional para facilitar inversiones en bonos verdes.


El G20 y el cambio climático Antecedentes


El grupo de trabajo de Sustentabilidad Climática, liderado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, fue creado durante la presidencia argentina del G20 para abordar las siguientes temáticas:

    Adaptación al cambio climático y eventos climáticos extremos con foco en el desarrollo de infraestructura resiliente y creación de empleo.
    Promover el desarrollo de estrategias bajas en emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo, con un foco en criterios y metodologías para su diseño.
    Alineamiento de los flujos de financiamiento climático internacional para la implementación efectiva de las contribuciones nacionalmente determinadas (NDC, por sus siglas en inglés) y las estrategias bajas en emisiones de gases de efecto invernadero a largo plazo.
El cambio climático fue abordado por primera vez en el G20 en 2008 como parte de los comunicados presidenciales y, en 2017, bajo la presidencia alemana, integró la labor del grupo de trabajo de Sustentabilidad (constituido por un subgrupo de Energía y otro de Clima).
El grupo de trabajo de Sustentabilidad Climática se reunió dos veces durante 2018. La primera reunión se realizó en Buenos Aires (17 y 18 de abril), y la segunda se llevó a cabo en la ciudad de Puerto Iguazú (28 y 29 de agosto).
El día previo a la primera reunión, se realizó un workshop sobre cambio climático para debatir sobre los tres ejes de trabajo con la participación de miembros de los grupos de afinidad, autoridades de los países del G20 y otras personalidades. A su vez, continuando el trabajo de la presidencia alemana, el día previo a la segunda reunión, tuvo lugar el Diálogo sobre Eficiencia en el Uso de los Recursos para compartir conocimiento, preparar opciones para la eficiencia en el uso de los recursos y promover patrones de consumo y producción sostenibles. El Diálogo contó con la participación de autoridades de los países del G20, grupos de afinidad, organismos internacionales y entidades del tercer sector.

 

La cumbre de los líderes
El presidente de la Argentina, Mauricio Macri, inauguró las discusiones plenarias del segundo día de la Cumbre de Líderes: “Hoy vamos a dialogar sobre cómo construir sociedades más equitativas e inclusivas, sobre la sostenibilidad climática y la respuesta global al cambio climático”.
“Crecer con inclusión y en equilibrio con el medio ambiente es un desafío del siglo XXI. La sostenibilidad climática requiere de una acción urgente y colectiva para no poner en jaque nuestro futuro y el de las próximas generaciones”, afirmó el mandatario anfitrión durante la continuación de la sesión “Construyendo consenso”, en Costa Salguero, sede del encuentro.
“La Argentina mantiene su fuerte compromiso con el Acuerdo de París, trabajando en la protección de las áreas marinas y la reducción de emisión de gases de efecto invernadero. Fomentamos la producción sostenible de agricultura con una ambiciosa agenda de creación de parques nacionales. Y en coincidencia con la Agenda 2030, el desarrollo sostenible es el norte de todas nuestras metas: económicas, sociales y ambientales”, señaló.
Con este marco, 18 países aprobaron el documento, de cuatro folios, llamado “Construyendo consenso para el desarrollo justo y sostenible”, que reafirma su compromiso por aplicar el Acuerdo de París sobre el calentamiento global y para el crecimiento económico y el acceso a la seguridad energética, usando fuentes y tecnología que protejan el medio ambiente. El único disidente del G-20 en el tema ambiental fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Él firmó el texto de la cumbre, pero con una salvedad: incluir que EE.UU. no está de acuerdo con las medidas para mitigar el cambio climático.
Al final del día y después de varias idas y vueltas, en el párrafo dedicado al Cambio Climático, se plasmó lo siguiente:
a.- Se resalta la importancia del reciente reporte especial del IPCC sobre los impactos del calentamiento global de 1.5 ° C por encima de los niveles preindustriales.
b.- Se señalan las expectativas para la COP24 que inicia el 3 de diciembre.
c.- Se manifiesta la intención de participar en el Diálogo de Talanoa, el que surgió en consideración a que las contribuciones nacionales determinadas son insuficientes para alcanzar el objetivos del acuerdo de limitar el aumento de la temperatura media global por debajo de los 2 grados centígrados, se invita a las personas a participar en la búsqueda de soluciones y presentar propuestas las que serán consideradas en la COP 24.
d.- Los países firmantes del Acuerdo de París reafirmaron que es irreversible y se comprometieron a su implementación.
e.- Se menciona el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.
f.- En párrafo aparte los Estados Unidos reitera su decisión de salirse del Acuerdo de París.
Evidentemente el resultado del G20 es un insumo importante, por lo que se esperaba que fuera lo más contundente posible, a la hora de las negociaciones en la Conferencia de las Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP24) la que se inició el 3 de diciembre en Katowice Polonia, al mismo tiempo que se desarrolló la 14 Reunión de las Partes del Protocolo de Kyoto (CMP14) y la Conferencia de los signatarios del Acuerdo de París (CMA1).

© 2018 | www.revistaclima.com.ar - Derechos reservados.